Avance Tecnológico (parte 1)

Articulo / Luis Alfonso Albarracín

Todos los agentes económicos deben estar preparados, para que vivan un nuevo mundo caracterizado por un desarrollo tecnológico, que permitirá transformar todas las costumbres y hábitos que tenemos en el quehacer diario. Hemos entrado a la cuarta revolución industrial, que está transformando la producción de bienes y servicios de una manera acelerada. Esto sucederá porque la nueva inteligencia artificial permitirá avances para la producción, comercialización y consumo de bienes y servicios, como la salud, fabricación de autos eléctricos y autónomos, mejoras en la educación, utilización de la impresión 3D, mejoras en las tecnologías para la producción agropecuaria, entre otros, que demandará nuevas profesiones y que generarán nuevas oportunidades laborales.

Para ello, se utilizarán computadoras exponencialmente mejores y optimizadas para entender el mundo que se nos avecina. Se van a necesitar ciberabogados, que cambiarán a todos los expertos jurisconsultos, que, si no se actualizan en esta área del conocimiento, van a quedar cesantes. La IBM Watson, permitirá que los clientes de esta profesión reciban un asesoramiento legal en segundos, con una precisión del 90%, frente a la exactitud recibida del 70% por los abogados actuales.

Otro ejemplo palpable lo vivimos todos. Hasta 1998, utilizábamos cámaras de fotografías papel y la empresa multinacional Kodak, que tenía 170 mil empleados en todo el mundo y vendían el 85% de la foto papel. Pero su modelo de negocio se quebró en unos pocos años. Nadie lo creía. Desde 1975, se habían inventado las cámaras digitales que todavía las seguimos utilizando en nuestros dispositivos portátiles, que cada vez son más sofisticados. Así será el cambio brusco de los paradigmas que tenemos, en las próximas décadas.

Alvin Tofler expresaba que estamos entrando a la cuarta ola y que ahora se contará con la Inteligencia Artificial para los avances en la distribución y consumo de bienes y servicios. Bienvenidos a la 4a. Revolución Industrial. Bienvenidos a la Era Exponencial. Estamos esperando nuevas tecnologías que van a impactar totalmente los hábitos y comportamientos de las actuales y futuras generaciones. Las empresas multinacionales que diseñan y fabrican las computadoras, serán exponencialmente mejores para entender al mundo. Se aspira que el próximo año, aparezcan en el mercado los primeros autos autónomos disponibles para empezar a circular por las vías de las ciudades, que se convertirán en una competencia para la industria automovilística.

Así nos parezca inverosímil, a través de una llamada telefónica, podemos solicitar un servicio de transporte desde cualquier sitio en que nos encontremos, y a través de un GPS, nos llevará al destino. No habrá necesidad de estacionarlo, porque solo se pagará por la distancia recorrida y se podrá trabajar mientras se viaja. Ya lo estamos viviendo con el sistema Uber.

En materia de salud, vamos a ser espectadores del diseño y construcción de equipos médicos que trabajarán en sintonía con los teléfonos inteligentes. Con ellos, se pueden sacar simultáneamente muestras de sangre, escaneo de la retina y podrán sacar el análisis del aliento respiratorio de los pacientes. Además, analizarán 54 marcadores biológicos que permitirá a los galenos médicos, detectar cualquier síntoma que indicie el padecimiento de una enfermedad. Lo anterior reducirá la estructura de costos en la salud, para las familias y para el Estado. La tendencia es que todos los seres humanos tendrán acceso al servicio de la medicina de manera gratuita.

Estos serán algunos cambios tecnológicos que implicará una transformación radical en los nuevos paradigmas que deberán ajustarse las familias, producto del desarrollo científico, innovador y creativo que nos impone el futuro. La próxima semana, continuaremos con esta temática, que va a impactar positivamente a todas las grandes superficies.

Abrir chat