Buenos Vientos

Por Luis Alfonso Albarracín

Han empezado a soplar buenos vientos durante los últimos meses, por la recuperación económica que ha presentado el sector productivo a nivel nacional, de acuerdo con los indicadores económicos promulgados recientemente por el Dane. Lo anterior ocurrió porque el gobierno nacional, tomó la decisión de iniciar la reapertura gradual de las actividades económicas, que se encontraban desde el año anterior semiparalizadas, por la cruda pandemia del Covid, que hemos tenido que soportar desde el mes de marzo del año anterior. El descenso de los contagios y fallecimientos por este mortal virus se convierte en un aliciente para que el PIB vuelva a tener cifras positivas y optimistas.

El sector de comercio y servicios tuvo una buena dinámica de reactivación, sobre todo porque ha estado asociada al levantamiento de las restricciones de aforo y con la apertura de una gran cantidad de actividades económicas asociadas con el retorno de los trabajadores a su sitio de trabajo físico. Lo anterior llevó a que el indicador de confianza empresarial para el sector terciario de la economía supere los pronósticos previstos, que se están reflejando en las cifras que emite mensualmente el Dane.

Igualmente, las grandes superficies han presentado un balance bastante positivo durante la pasada jornada del Día Sin IVA, que, de acuerdo con el informe presentado por Fenalco, se obtuvieron ventas cercanas a los 10 billones de pesos. Estos se vieron favorecidos, porque las proyecciones superaron los pronósticos que se tenían por parte de los gremios de la producción. El éxito favoreció a los vendedores y compradores que aprovecharon estos beneficios tributarios, buscando una salida a la profunda crisis social y económica que han padecido desde del año anterior por la crisis sanitaria provocada por el Covid. Se registraron 1,8 millones de transacciones en todo el país.

Si bien los días sin IVA programados por el gobierno nacional, que se encuentran inmersos en la reciente Reforma Tributaria, algunos sectores de opinión han expresado algunas críticas por tal medida. Pero la realidad es otra. Estas medidas gubernamentales impactan positivamente en los balances de las organizaciones empresariales. Lo que no pueden èstos, es aprovecharse de estas jornadas para quedarse con todo el ahorro, en perjuicio del comprador final. Desafortunadamente, en estos días previos a estos días, varias cuentas en las redes sociales han denunciado el aumento inusitado de precios en algunos almacenes de cadena.

Es indispensable seguir manteniendo la confianza de los consumidores para que éstos participen con entusiasmo, física y virtualmente, en las jornadas. El consumo interno es crucial en la senda positiva de crecimiento postpandemia y lo será también en la ruta de la reactivación sectorial. Una recuperación rápida es el objetivo económico para los próximos meses y el año entrante.

Hoy, a raíz de la nueva realidad y de lo vivido en las dos jornadas anteriores sin Iva, y la que falta para el 3 de diciembre, se espera que se siga fortaleciéndose este listado de manera considerable. Y se debemos estar preparados para las fiestas decembrinas que también contribuirán a mejorar la dinámica productiva del país.

Abrir chat