¿Seguirá incrementando el comercio electrónico frente al mercado presencial?

A medida que avanza el regreso total de la presencialidad de todas las actividades económicas, producto de la reducción significativa de contagios y del número de fallecimientos, se empieza a generar un proceso de incertidumbre por el impacto positivo que tendrán sobre las ventas en las grandes superficies. Todos conocemos que el comercio electrónico se convirtió en la ruta para facilitar todas las transacciones con el fin de evitar la interacción personal para disminuir la transmisión del virus mortal del Covid. Pero cuando se creía que este mecanismo empezaría a disminuirse, se ha venido observando que los pedidos a través del e-commerce se mantienen.

De acuerdo con los estimativos proferidos por la Cámara de Comercio Electrónico, se prevé que el sector comercial crecerá un 19% para el 2022. Las empresas multinacionales como Mercado Libre, Linio, Amazon, entre otras, han empezado a estructurar estrategias para fortalecer estos canales de distribución, pese al regreso de la presencialidad. Si bien el reciente día sin IVA, realizado el pasado 11 de marzo, evidenció el interés de los consumidores por comprar a través de los canales digitales, también mostró un leve descenso en las ventas. Según el último reporte de la Cámara Colombiana de Comercio Electrónico (Ccce), el valor total de las ventas online durante ese día fue de $697.000 millones.

De acuerdo con las notas económicas publicadas por los diferentes medios de comunicación, no obstante, al comprar este dato con el valor total del último día sin IVA de 2021, realizado el 3 de diciembre, el valor total de las ventas disminuyó 0,4%. Respecto al segundo día sin IVA realizado el 19 de noviembre de 2021, el valor total de las ventas por comercio electrónico cayó aproximadamente un 3,6 %. De acuerdo con el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane), las ventas realizadas a través del comercio electrónico cayeron un 12,1% entre enero del 2022 y enero del 2021, mientras que la variación a doce meses entre febrero 2021 a enero 2022 y febrero 2020 a enero 2021 se presentó una disminución del 19,5%.

Frente a este panorama, en el que han variado las compras online y se ha reactivado en su totalidad el comercio físico en el país, cabe la pregunta si el e-commerce está siendo golpeado por la presencialidad. Para María Fernanda Quiñones, presidente ejecutiva de la Ccce, el comercio electrónico en el país sigue mostrando una tendencia positiva, en comparación con años anteriores.

En dicho informe estadístico, en el año 2021 el crecimiento del sector fue del 40,2% frente al 2020. Las ventas de la categoría de servicios crecieron un 55,4 %, lo que se logró gracias a los sectores de turismo, entretenimiento y servicios financieros. Otros servicios presentaron un comportamiento muy positivo durante 2021, especialmente en el segundo semestre a medida que se relajaron muchas de las medidas sanitarias de la pandemia como consecuencia de un acelerado proceso de vacunación. Pero para el 2022, las cifras son optimistas. La presidenta de la cámara también destacó que proyectan para este año que la venta de bienes, a través de comercio electrónico, crezca cerca un 15 % nominal anual, recuperando la tendencia de crecimiento positivo.